José Antonio Caravaca

José Antonio Caravaca

Compartir en redes sociales: 

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Texto: Francisco J. Vázquez. Fotos: José Antonio Caravaca.

José Antonio Caravaca nació en Algeciras (Cádiz) en 1972 y es, probablemente, uno de los ufólogos más reconocidos de la generación surgida en la década de los noventa en España de investigadores y reporteros que ha centrado sus esfuerzos en el mundo de las paraciencias. 

Con un bagaje documental extensísimo (ha escrito más de un millar de artículos relacionados con la casuística OVNI, criptozoología, arqueología y otras cuestiones relacionadas con lo heterodoxo), centenares de participaciones en diversos medios de comunicación, ponente en jornadas y simposios, y seis libros a sus espaldas, es autor de una interesante y revolucionaria hipótesis denominada Teoría de la Distorsión, que aporta una nueva perspectiva sobre el fenómeno de los No Identificados, su naturaleza, origen y propósito, y que ha causado un profundo debate en países tan dispares como Estados Unidos, Argentina, Francia o Japón.

Aprovechando que acaba de publicar EN LA MENTE DE LOS OVNIS (Guante Blanco 2022), hemos querido preguntarle por el fenómeno en tierras andaluzas. Y esto es lo que nos ha contestado…

Llevas varias décadas tras el fenómeno OVNI. ¿En algún momento te has desencantado del tema?

Nunca. Conservo innata la misma pasión que cuando era apenas un adolescente imberbe. Eso sí que es un misterio.

Con tantos años de investigación, ¿has conseguido tener claro qué son?

Bueno, al menos tengo claro lo que no son. No estamos tratando con alucinaciones, histeria de masas, engaños o prototipos militares. Tengo la certeza de que se trata un fenómeno genuino y desconocido y que va mucho más allá de todo lo que habíamos conjeturado en nuestros inicios.

A mucha gente le da la sensación de que el tema OVNI está ya obsoleto dentro del misterio. ¿Qué opinas de esa percepción?

Que es errónea. Aunque no te voy a negar que en las últimas décadas la casuística de encuentros cercanos ha bajado enormemente, lo que ha podido dar la sensación a la opinión pública de que el fenómeno perdía fuelle, te confirmo que el interés de los investigadores y estudiosos siempre ha permanecido intacto.

Las publicaciones y el debate han continuado. Es un paradigma que ha ofrecido tanta información que es casi imposible que caiga por completo en el olvido. Y además, lo más importante para mantener la expectación es que las interrogantes siguen en el aire lo que incita continuar en la brecha.

Al hilo de la anterior, también es cierto que ahora los OVNIs vuelven a ocupar espacio en los medios de comunicación, algo que habían perdido durante mucho tiempo. ¿Por qué esa vuelta? ¿A qué se debe?

A nivel de medios de comunicación generalistas también es cierto que los OVNIS desaparecieron por completo de la escena durante muchos años, pero desde 2017 la cosa cambió drásticamente con una sorprendente exclusiva del New York Times que hacía público que el Pentágono estaba dedicando tiempo y dinero a investigar OVNIS en pleno siglo XXI.

Esto fue como un jarro de agua fría para todos aquellos que pensaban que el tema OVNI estaba muerto y pasado de moda. Actualmente estamos viviendo un particular “revival” de los años cincuenta con las constantes revelaciones oficiales del gobierno norteamericano en esta materia. Aunque obviamente no es oro todo lo que reluce.

Investigadores ufológicos
José Antonio Caravaca junto a J. J. Benítez y otros investigadores en Conil (Cádiz).

¿Cómo disciernes a la hora de investigar los casos reales de los “fakes”? ¿Cuáles son las pautas?

Sin duda, la experiencia es un grado, pero una buena y metódica investigación, lejos de estériles apasionamientos tiene que poder determinar si lo que te cuentan obedece realmente a un fenómeno aéreo no identificado u a otra cosa más terrenal o convencional, incluido si se trata de un engaño deliberado.

Tal y como he hablado en multitud de ocasiones con mi colega Manuel Carballal hay que desconfiar de los ufólogos que nunca han logrado resolver un avistamiento OVNI. La revista El ojo crítico es una buena prueba de que las investigaciones bien conducidas detectan los fraudes, engaños o equivocaciones.

España es un país con una larga trayectoria de avistamientos y con algunos casos muy destacados. Si tuvieses que apostar por algunos de ellos por su importancia en el estudio del fenómeno, ¿cuáles serían?

En España tenemos una abundante e interesantísima casuística OVNI, hay numerosos avistamientos y encuentros que después de largo tiempo continúan sin explicación. A la cabeza se me vienen dos incidentes. Un expediente militar ocurrido dentro de la Base de Talavera la Real, el 12 de noviembre de 1976, donde varios militares dispararon contra una gigantesca entidad que se apareció de repente. Aquello fue tan extraño que las balas y casquillos nunca aparecieron en la zona.

Hubo una investigación oficial que permanece oculta hasta día de hoy, pese a que dijeron que parte de la documentación se “extravió”. Pude entrevistar a José Manuel Trejo uno de los testigos de aquel episodio que sigue pensando que aquello era de “otro mundo”.

Otro suceso fascinante, tuvo lugar en Villares de Saz el 1 de julio de 1953 cuando un joven pastor de nombre Máximo Muñoz vio aterrizar cerca de su posición un objeto en forma de tinaja del que descendieron varios pequeños humanoides dando saltos. Uno de ellos le dio una ligera bofetada en la cara y se marcharon. Este encuentro clásico fue investigado por la guardia civil que pudo confirmar la existencia de huellas en el área y que el muchacho no mentía. También permanece sin explicación.

Centrémonos en Andalucía. ¿Es una zona “caliente” en el tema ufológico?

De hecho, es la zona de España con mayor cantidad de avistamientos. Muy por encima de otras partes de nuestro país. Regiones como Sevilla, Cádiz, Huelva o Málaga han registrado gran número de incidentes OVNIS.

¿Qué explicación le das a la enorme actividad que parece tener a este respecto el Campo de Gibraltar?

Realmente no lo sabemos. El periodista y escritor J. J. Benítez me decía con frecuencia que era increíble la cantidad de encuentros OVNIS que ocurrían en este lugar. Aunque te añadiría que toda la provincia de Cádiz es muy dada a esta fenomenología.

Otros lugares con mucha actividad son, entre muchos otros, el Torcal de Antequera, zonas de Huelva limítrofes a Portugal, zonas del sur de la provincia de Sevilla… ¿Qué crees que hace que unos lugares sean más activos que otros?

Se han vertido todo tipo de teorías sobre esto, y naturalmente ninguna de ellas es concluyente. Se ha intentado saber si es debido a la existencia de determinados minerales en el subsuelo, por la presencia de ríos o lagunas, montañas, o incluso por la ubicación de centrales eléctricas. Pero hasta la fecha no hay respuestas concretas para esta concentración de avistamientos en algunas áreas.

¿Debemos llegar a pensar que la situación geográfica de Andalucía (estamos bañados por el Mediterráneo y por el Atlántico, y frente a un continente como África) tiene algo que ver con ese volumen tan alto de casos?

Como te comentaba anteriormente es muy difícil saber cual es el motivo por el cual este fenómeno se da con mayor frecuencia en estos lugares. No podemos más que especular. Quizás otro factor importante que no podemos pasar por alto es el climatológico. En nuestra tierra tenemos muchas horas de sol y buen tiempo, y esto justamente hace que la gente no esté tanto tiempo bajo techo. Aquí en Andalucía creo que hay más oportunidades de mirar al cielo que en otras partes de España.

Caravaca en los Villares
José Antonio Caravaca entrevistando al testigo principal del caso Los Villares (Jaén).

Hablando de casos, los hay bastante icónicos en esto de la ufología. Me vienen a la mente el caso Conil (Cádiz), el de los Villares (Jaén), o la oleada de avistamientos sobre Málaga en 1974. Hay muchos más y muy buenos, pero ¿cuál es tu favorito y por qué?

Difícil pregunta. Pero te diría que un incidente al que le tengo especial cariño es el aterrizaje OVNI de los Villares (Jaén) por el tiempo que dedique a su investigación y por la bonita amistad que entablé con el testigo y su mujer. Es un suceso que está repleto de interesantísimos matices e interrogantes que me han fascinado. 

En el año 1996, Dionisio Ávila su protagonista, estuvo a pocos metros de distancia de un artefacto, en forma de cúpula metálica, que estaba rodeado de tres seres de apariencia humana que le regalaron una extraña piedra con grabados. Un episodio muy singular y paradigmático donde los haya.

Por pura estadística en tus muchos años de investigación, ¿es mejor la costa o el interior para ser testigos de estos sucesos?

Creo que hay una equivalencia. Aunque por ejemplo en Andalucía, quizás por razones geográficas tenemos muchos incidentes OVNIS vinculados, relacionados o próximos al mar.

Esas cosas que se ven, ¿son humanas o no humanas?

Creo que el fenómeno es externo al ser humano, pero en la misma medida está muy relacionado con nosotros y con nuestra manera de percibir la realidad que nos rodea.

Los OVNIS no son algo que permanecen ajeno a nuestra presencia. Me explico. El paradigma ufológico, sea lo que sea lo que lo provoca, interacciona con los testigos en un sentido muy amplio y privado, jugando con nuestra información inconsciente y proporcionando una determinada escenografía que es reconocible por nuestros sentidos.

Los OVNIS, al menos en su faceta de encuentros cercanos, son casi indistinguibles a otro tipo de relatos que nos hablaban de apariciones anómalas y que han ocurrido a lo largo de la historia y en otros contextos sociales y culturales. El ser humano siempre ha dejado constancia, de una manera u otra, de la existencia de unos seres y entidades que habitaban en reinos invisibles a nuestros ojos y que solo unos escogidos podían ver.

Muchas generaciones desde 1947 aguardan ese primer contacto. ¿Crees que lo verán nuestros ojos?

Si llegamos a verlo, que tengo amplias dudas, no creo que sea en el sentido literal soñado por los ufólogos de la vieja guardia…

Para saber más:

BLOG DE JOSÉ ANTONIO CARAVACA. Blog de investigación y análisis del Fenómeno OVNI.

LA TEORÍA DE LA DISTORSIÓN. Una nueva y revolucionaria visión del Fenómeno OVNI desarrollada por el investigador y escritor J. A. Caravaca.

Bibliografía:

OVNIS: LAS MEJORES 50 EVIDENCIAS. Ediciones Cydonia (2017). ISBN: 9788494586194 – 426 páginas.

ENCUENTROS CERCANOS CON OVNIS. Editorial Guante Blanco (2018). ISBN: 9788416808274 – 136 páginas.

DISTORSIÓN. Editorial Guante Blanco (2019). ISBN: 9788416808854 – 644 páginas.

ICA. Editorial Guante Blanco (2020). ISBN: 9788418151149 – 170 páginas.

TRAS LA MENTE DE LOS OVNIS. Editorial Guante Blanco (2022). ISBN: 9788418151682 – 780 páginas.

Compartir en redes sociales: 

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

imagen popup suscripción - Misterios de Andalucía

Suscríbete